No hay dudas de que en la población masculina el tamaño del miembro ha sido siempre un tema muy referido. Ello se debe a la relación que se suele establecer entre las medidas y la capacidad de otorgar placer sexual. Dicho de otra forma, mientras más grande y grueso es el pene mejor amante es el hombre.

Es por esa razón que muchos buscan aumentar las proporciones de su miembro viril. Puede que para muchas mujeres no tenga importancia, pero este tema afecta considerablemente la estabilidad mental de muchos hombres. Por ende hoy te mostraremos como agrandar el pene.

Ejercicios para agrandar el pene

alargamiento del pene

como agrandar el pene

De todos los métodos disponibles este resulta el más natural, efectivo y económico. Además fortalecen otras partes del cuerpo. Existen varios ejercicios para agrandar el pene de esa forma podrías ganar unos cuantos centímetros con estos:

Estiramiento natural

Este es el ejercicio más sencillo. Consiste básicamente en estirar el pene durante unos cuatro o cinco minutos. Para ello debes sostenerlo por el glande a lo largo de ese tiempo.

De igual manera tienes que usar lubricante para facilitar el proceso. Una vez transcurridos los minutos debes darle a tu pene vueltas en círculos para que se relaje.

Aquí tienes otros ejercicios para agrandar el pene explicados paso a paso.

Jelqing

El método Jelqing es un poco parecido al anterior. Consiste en envolver el miembro con una toalla tibia. Posteriormente debes lubricarlo y provocarle una ligera erección. Entonces sitúas tus manos en forma de OK y lo estiras. Es algo que deberías hacer unas 100 veces por día para empezar, con más práctica puedes incluso a hacer 500 repeticiones al día.

Kegel

Estos ejercicios son útiles para agrandar el pene y para dar fortaleza al suelo pélvico. En primer lugar debes hallar tu músculo pubocoxígeo. Para ello debes acostumbrarte a contraer tus músculos mientras orinas a fin de detener el flujo del líquido.

Los que más sientas son los de tu hueso pélvico. Debes contraerlos y mantenerlos así durante unos minutos. Al final puedes relajarlos y volver a comenzar el proceso.

Pastillas para agrandar el pene

Las pastillas para agrandar el pene son una de las maneras más populares de intentar ganar unos centímetros de longuitud, aunque existe mucha controversia en torno a su efectividad. Suelen venir en precios no muy elevados, pero a la larga podrían costarte mucho.

En todo caso estas son las más utilizadas:

OJO: esto es lo que alegan sus fabricantes en torno a lo que pueden hacer estas pastillas para agrandar el pene.

Neosize XL

Estas pastillas consiguen incrementar la capacidad total de los cuerpos cavernosos. Gracias a eso llega más sangre a la cavidad del miembro viril. Esto a su vez permite va permitiendo poco a poco erecciones más largas y más gruesas. Debes ingerir dos por días hasta que obtengas los resultados.

SizeGain Plus

Estas pastillas también incrementarán tu potencia sexual y por lo tanto sentirás más placer. Sus efectos repercuten sobre cuerpos cavernosos y los tejidos del miembro.

Ello estimula considerablemente la circulación. De esa manera se crea un flujo sanguíneo mucho más estable que da lugar a mayores erecciones. Otra ventaja es que no necesitas prescripción para comprarlas. Igualmente debes consumir 2 pastillas por día.

Natural Gain Plus

Estas pastillas son unas capsulas de tipo natural. Se encargan de aumentar el flujo sanguíneo y la fuerza de las erecciones. De ese mismo modo se dice tienen la posibilidad de alargar el pene algunos centímetros.

Sin embargo, estas pastillas tienen una desventaja. Esta es que para poder aprovecharlas bien debes seguir un programa de ejercicios. Los mismos parten de la misma compañía que las fabrica.

Cirugía para agrandar el pene

En la búsqueda de hacer crecer el pene, este método es probablemente uno de los más costosos. No obstante, se encuentra avalado por muchos médicos alrededor del mundo. Asimismo, muchos de los hombres que lo han probado dan testimonio fiel de sus buenos resultados.

¿Cómo funciona?

Ya debes de estar haciéndote esta pregunta. La cirugía para agrandar el pene trabaja con varias técnicas. La primera consiste en realizar un ligero corte en el ligamento suspensorio. Este es el que conecta el miembro al hueso púbico.

Es de tal manera como se estira el pene unos centímetros. La segunda técnica consiste en hacer un injerto de piel o de grasa. Ello se consigue a través de una simple liposucción que extrae la cantidad necesaria para estirarlo y ensancharlo.

La tercera técnica para agrandar el pene funciona cortando la bolsa escrotal. ¿Qué se consigue con eso? Pues reducir la piel que sobra. Esto aumenta la visibilidad del miembro viril estirándolo considerablemente.

Bombas de vacío

Las bombas de vacío son otro de los métodos costosos. Están compuestas por un tubo plástico de tipo acrílico y por una banda circular. Resultan bastante útiles en combinación con los ejercicios Jelqing y con muchos otros.

¿Cómo funcionan?

Lo primero en el proceso de alargamiento de pene con bombas de vacío es colocarlo dentro del tubo. Seguidamente se ha de activar de modo automático o manual la extracción del aire interno. Ello da lugar al vacío, y este se encarga de incrementar el flujo de sangre en el pene.

Gracias a ese incremento se expanden los tejidos del miembro. Pero para que el proceso funcione necesitas haber depilado o afeitado tu vello púbico. De lo contrario la bomba no sellará bien, y al final no crearás el vacío necesario.

¿Tienen riesgos?

Las bombas de vacío por sí solas no dejan efectos permanentes. Necesitan ser complementadas con ejercicios para poder lograr efectividad total.

Ahora bien si de riesgos se trata, puede ocurrir que deje manchas de color rojo oscuro en tu miembro. Aunque se desaparecen en poco tiempo. Te puede pasar también que todo tu pene se ponga morado si las usas muy frecuentemente. Incluso puede reducirse tu sensibilidad.

Conclusión

¿Vale la pena?

Esta es una pregunta que solo tú puedes responderte. Sin dudas agrandar tu pene no será una tarea fácil, rápida, ni barata. Por lo tanto no deberías intentar hacerlo si no estás en la capacidad de afrontarla. Pero si decides probar procura ser paciente, pues los resultados no llegarán de inmediato.