La eyaculación precoz es la expulsión del semen que se produce en muy poco tiempo, debido a la incapacidad del hombre de contenerla voluntariamente. Uno o dos minutos luego de comenzar la penetración, incluso antes de que ésta se produzca.

Estudios de diferentes universidades afirman que todos los hombres han sufrido una eyaculación precoz al menos una vez en su vida. Sin embargo, esta patología puede agravarse en algunos hombres disgustando a su pareja y a sí mismo.

Seguramente te ha ocurrido más de una vez, pero ¡Tranquilo! Te vamos a dar el mejor asesoramiento para que actúes de la forma correcta. Con lo cual, dejarás atrás a la terrible eyaculación precoz. Pues este problema sexual puede ser eliminado con diferentes métodos curativos.

El proceso de eyaculación precoz ocurre cuando los canales que conducen el semen se dilatan y se expanden muy rápido. Esto hace que la expulsión del semen se dé presurosamente y la erección disminuya rápidamente. La mayoría de los hombres que eyaculan rápido lo hacen debido a sintomatologías psicológicas que aumentan la ansiedad.

Tipos de eyaculación precoz

eyaculación rápida

Hay varios tipos de eyaculación rápida que serán discutidas a continuación:

Eyaculación primaria

Es un problema que ocurre desde la adolescencia. Cuando el varón realiza una mala práctica de masturbación. Es decir, por las ganas de acabar pronto, acostumbra a su cuerpo y genitales a un acto de poco tiempo.

Esto trae problemas muy graves de autoestima en la adultez y también problemas psicológicos que son difíciles de tratar. La eyaculación primaria puede volverse un trastorno. Asimismo, hay muchos hombres adolecentes que sufren de este problema y no lo saben, porque nunca han tenido relaciones sexuales.

Eyaculación secundaria

Es un problema que ocurre en hombres que han tenido una vida sexual normal con un tiempo de eyaculación prolongado. Pero que por diferentes motivos comienzan a disminuir ese tiempo, convirtiéndose en un eyaculador precoz.

Muchas veces ocurre cuando hay un cambio de pareja o cuando el hombre pasa por alguna exaltación emocional muy fuerte. Este tipo de problema sexual puede dividirse en varias categorías según lo grave que sea.

  • Categoría 1; causada por estrés y ansiedad es muy fácil de corregir.
  • Categoría 2; aparece cuando la primera categoría se agrava y se debe hacer terapia.

El tercer grado ocurre cuando el hombre eyacula en el primer minuto de la relación. Y la última categoría, ocurre cuando el varón con tan solo tener una erección eyacula. Esta última debe tratarse con una terapia muy fuerte debido a que causa trastornos emocionales muy graves con fuertes cuadros depresivos.

Eyaculación genética o permanente

Suele ocurrir por alguna complicación genética llevando a una eyaculación en menos de un minuto.

Eyaculación precoz variable

Ocurre esporádicamente por cansancio o a causa del licor.

Defunción falsa psicológica

Se trata de un trastorno psicológico que hace pensar al hombre que debe durar mucho más tiempo. Sin darse cuenta de que está en el tiempo adecuado.

Falsa eyaculación precoz

Este caso es muy extraño, ocurre cuando el hombre eyacula un poco de líquido. Pero no se trata de una eyaculación completa la cual llega al rato de la práctica sexual.

Causas de la eyaculación precoz

Éstas pueden ser causas psicológicas, genéticas o por enfermedades de diferentes tipos. Entre estas causas la más común es la psicológica. Muchos hombres con altos grados de estrés y nervios desarrollan un grave problema de eyaculación prematura.

Por tal razón son los psicólogos los especialistas en tratar este problema. También puede ocurrir por trastornos genéticos en donde la actividad neuronal falla. Permitiendo que los nervios actúen de forma descontrolada. La bipolaridad y el estrés postraumático también son fuertes causas sicológicas.

El tener una actividad sexual poco frecuente también es una causa de la eyaculación rápida. Los fumadores y alcohólicos excesivos de igual forma tienden a tener este problema sexual.

Los problemas hormonales también son una causa bastante frecuente. Si hay alteración de la glándula de la tiroides y el hígado, puede desencadenarse un eventual problema de eyaculación.

Los medicamentos para otras enfermedades también pueden causar eyaculación rápida, pero ésta solo dura el tiempo que dure el tratamiento. Asimismo, los golpes fuertes que atrofien los músculos o vasos sanguíneos pueden ocasionar esta afección. Esta recuperación suele ser más complicada.

Tratamientos para la eyaculación precoz

eyaculación precoz tratamiento

Hay varios tipos de tratamientos para combatir la eyaculación precoz. Éstos se basan en terapia psicológica, medicamentos y algunos ejercicios físicos para retardar el tiempo del acto sexual.

A continuación, te vamos a guiar para que soluciones este desagradable problema de la intimidad de una vez por todas.

Tratamiento psicológico

Es el más común para tratar este problema sexual. En la terapia psicológica sexual el hombre es sometido a diferentes estudios para determinar la causa del problema. De esta manera, él podrá actuar en contra del estrés, ansiedad, nervios o depresión.

Tratamiento con medicamentos

Los medicamentos también son una alternativa para tratar la eyaculación precoz. Los fármacos son usados cuando la causas del problema es genética o por alguna enfermedad. Los medicamentos más usados son: Tramadol, medicamentos estimulantes de serotonina, Dapoxetina, Paroxetina, Fluoxetina y Sentralina.

Estos fármacos son mezclados con algunos energizantes. En caso de que la causa de la eyaculación precoz se asocie a depresión se trata con antidepresivos.

Las investigaciones médicas han demostrado que la unión entre fármacos y terapia psicológica es el tratamiento más exitoso. En estos casos se logran evidenciar resultados rápidos. Es importante resaltar que, debe consultarse con un médico certificado para que dé el mejor diagnóstico y tratamiento.

Tratamiento a base de ejercicios físicos

Los sexólogos recomiendan hacer una serie de ejercicios para la eyaculación precoz entre los que se destaca el de pausa y compresión en la base del glande. Consiste básicamente en el momento del acto sexual parar la penetración al sentir sensación de acabar y luego continuar. También al momento de querer eyacular, presionar el glande con algo de fuerza por 10 segundos y continuar con el acto sexual.

Los ejercicios de Kegel también son muy recomendados. Básicamente es contraer y relajar los músculos que controlan el paso de la orina. Algo similar a contener las ganas de orinar, puede hacerse durante el día, para ir controlando más los músculos pélvicos. De esta forma, también podrá llegarse a dominar más, el momento en el que se desee eyacular.

Condones, sprays, cremas y geles

Los condones, así como las cremas, sprays retardantes y geles de lidocaína o benzocaína son otra forma común de evitar la eyaculación rápida. Muchos chicos los usan como una solución inmediata ya que reduce la sensación de querer eyacular prematuramente y pueden durar más tiempo en la cama.

Por supuesto que esto también tiene sus contras, ya que se puede perder la sensación totalmente si no se aplica adecuadamente, o incluso puede ser transferido a la pareja, además que puede crear una dependencia y no es una solución permanente.

Aparatos retardantes

Existen aparatos en forma de anillos que se colocan en la base del pene. Al hacer presión se logra retardar la eyaculación, aumentando la erección y el placer sexual. Estos aparatos en ocasiones suelen ser peligrosos si no se usan adecuadamente.

¡Recuerda! Cualquiera de los tratamientos que desees utilizar, es importante que primero consultes a tu médico. De esta forma, podrás saber con certeza, cuál tratamiento es el más indicado para tu situación y tipo de eyaculación precoz.